Los dividendos en la declaración de la renta 2010 con ejemplos

dividendos

Llega el momento de pegar un vistazo a la situación en que tenemos la próxima declaración de la renta (Impuesto sobre la renta de las personas físicas) y actuar en consecuencia si hay que ajustar o materializar operaciones de beneficios o pérdidas en capital mobiliario. En temas mobiliarios, quizás la mayor alteración en la declaración sobre años anteriores gire en torno a la exención de 1.500 euros de los primeros dividendos. A este respecto, vamos a revisar e intentar aclarar algunas dudas muy extendidas sobre los dividendos en la declaración de la renta.

En el IRPF las rentas de capital mobiliario tributan a un 19% las ganancias obtenidas hasta 6.000 euros y, a partir de esa cantidad, el tipo de gravámen sube al 21%. Sin embargo, en las rentas percibidas en concepto de dividendos hay una exención de tributar los primeros 1.500 euros por declaración. Esto es, si un matrimonio hace declaración conjunta tendrán exento los 1.500 euros primeros de los ingresos por dividendos de ambos èro si hacen declaración separada, tendrán derecho de exención de 1.500 euros cada uno por separado.

Una vez aclarado este punto sobre la exención por declaración, es interesante resaltar que la exención debe cumplir un mantenimiento de las acciones dos meses antes o dos meses después del cobro del dividendo. Lo de los dos meses antes o después del cobro es importante porque el mantenimiento de dos meses de las acciones no es suficicente por sí solo. Debe ser dos meses antes como mínimo o después.

Algunos ejemplos de tributación en el impuesto sobre la renta:

caso 1: Se percibe en el ejercicio 1.000 euros brutos de dividendos sobre los que se realiza una retención del IRPF del 19%, es decir, 190 euros a cuenta del impuesto. Al realizar la declaración, los 1.000 euros están exentos y los 190 euros entregados a cuenta los devolverá o no la Hacienda Pública según sea el resultado final de la declaración. Si no hubiesen otros conceptos añadidos en la declaración, tal retención sería devuelta.

caso 2: Se percibe en el ejercicio 20.000 euros brutos de dividendos sobre los que se realiza una retención del IRPF del 19%, es decir, 3,800 euros a cuenta del impuesto. Al realizar la declaración, se aplican dos tipos de gravamen:

  1. el 19 % sobre 4.500, es decir sobre la diferencia de los 6.000 euros menos la exención de 1.500 euros
  2. el 21% sobre el resto, 14.000 euros. Esto es, la diferencia de 20.000 euros y los 6.000 euros anteriores.

El resultado final de la declaración dependerá del resto de rentas y retenciones así como de otros aspectos de la declaración. Se podría decir, simplificando, que el efecto sobre el conjunto de la renta para este caso particular sería el resultado de contrastar las retenciones practicadas de 3.800 euros con el resultado de aplicar ambos tipos que suman 3.795 euros ( 855 euros más 2.940 euros), es decir que habría 5 euros de capacidad de devolución o de resta a lo que habría que pagar, según sea el caso.

3 Comments

  1. pako
    dic 06, 2010 @ 10:58:33

    Muchas gracias por la aclaracion!!!!!

    Sois muy buenos.

    Reply

  2. cirera
    abr 11, 2011 @ 19:06:07

    buenas tardes
    muy clara la explicación, sólo una duda
    qué pasa con los dividendos de acciones que cotizan por ejemplo en londres

    a mi me retienen un 19% aquí más un 10% en concepto de impuesto extranjero

    nos pueden devolver este 10?

    gracias

    cirera

    Reply

    • admin
      abr 11, 2011 @ 19:25:16

      Si, hay una deducción para evitar la doble imposición internacional. Un saludo

      Reply

Leave a Reply